Que hacer si te sale un peque tipo James Bond