Salvar es rescatar, ayudar es facilitar. ¿Qué ayuda de verdad?

Una de las cosas más difíciles de las relaciones es cuando el otro lo pasa mal, cuando le vemos desvalido o necesitado de apoyo. En la primera infancia solucionamos hasta que nuestr@s hij@s encuentran su autonomía. Y aveces resolvemos de más, porque tenemos prisa, porque es una automatismo en la locura de hacer hacer hacer…