¿Soy un padre adolescente? - Coachdefamilia.com
coachingdefamiliaxq

¿Soy un padre adolescente?

Píldora de coaching de familia:
¿Soy un padre adolescente?
No hablamos de ser padre cuando tienes 15, hablo de cuando nos quedamos en los 15 aunque cumplamos años y llegamos a tener hijos
¿Qué les pasa a los chavales que tiene que ser más responsables que sus padres?
Cuando los hijos tienen que ser “amigos” de los padres, o hacer casi de padres de sus padres..
El otro día escuché a un adolescente decir… ¡Qué infantiles son los adultos!!! Y es que a veces perdemos los papeles, o no nos hemos enterado de que papel “nos toca” como padres.
Una buena pregunta que puedo hacerme para ser mejor padre o madre es …¿Traspaso mis problemas a mis hijos?

La palabra clave ahí es responsabilidad, ¿somos Peter pan eternos, o princesitas de cuento esperando ser rescatadas? para mi la responsabilidad que es una palabra de la que los padres a veces estamos sobrecargados , si la escuchamos como la capacidad de dar Respuesta- se entiende mejor lo de padres que actúan como adolescentes.

Ese eterno Peter Pan o esa princesita de cuento, que viven en un mundo ideal, no viven ahí porque quieren. No tienen la capacidad de dar respuesta al mundo adulto, sin dragones o piratas, sino tareas cotidianas, muchas tareas muy cotidianas.

¿Somos infantiles los adultos? ¿como se sale de la rueda infantil? ¿tienen que salir nuestros hijos por nosotros a resolver la vida?
Es curioso que Peter Pan no tiene padres, y la princesa de cuento tampoco.
Esto es una rueda de orfandad que se transmite de padres a hijos. Cuando los padres tenemos mucho sufrimiento encima, o mucho miedo al futuro, porque nos abruma, y nos parece que no podemos dar respuesta, a veces huimos.

Y entonces para parar la rueda, podemos pasar de esa sensación adolescente, de nadie me comprende, nadie me quiere… a …
Bueno no me han comprendido, o si me han querido no me ha llegado el cariño como yo necesitaba..
Y Ese Dar respuesta tiene un paso previo qué es darse cuenta.
Cuando un adulto hace una “broma” a un niño y le da alcohol o le invita a fumar, por ejemplo, esa broma inocente tiene detrás, una vacío que llenar. Es un mira chaval, mira
princesita, te voy a enseñar a cuando te sientas mal, a como pasar ese mal trago. y eso se pasa . Y ojo es tan fácil juzgar!!! Pero es fácil ver a lo que otros no llegan, pero dificil ver adonde no llegamos nosotros. Nadie es buen juez de si mismo.
Cuando hemos empezado quien no ha pensado, Ay!!! pues yo conozco un padre así, o una madre así, ya les vale, mira que no darse cuenta, y con esa etiqueta se nos olvida lo importante.
¿Qué estoy haciendo yo sin darme cuenta con mis hijos? ¿tengo yo resuelta mi adolescencia?
En algún momento nos dejamos de preguntar porque yo, porque a mi, para romper la cadena de abandono, y sentir “bueno yo estoy como estoy, hago lo que puedo con que tengo” ¿como puedo ayudar? ¿como puedo construir para mis hijos lo que mis padres no me llegaron a darme?

Así que ahora lanzo un reto a los padres que nos escuchan, si rápidamente han encontrado un cuñado, una hermana o un amigo que lo hace fatal, les invito a preguntarse… ¿qué es lo que no estoy teniendo en cuenta aquí? ¿hay algo que yo hago parecido con mis hijos? o justo en el extremo opuesto ¿les hago crecer demasiado deprisa?
Y a los que se han sentido aludidos…. y han pensado a ver si soy yo un Peter pan o una princesita de cuento… les invito a preguntarse…
¿Que necesitan mis hijos,?
¿A que puedo dar respuesta y solo yo? ¿en que soy insustituible? ¿puedo hacerlo?

Y ¿si hay algún adolescente “demasiado “responsable?,
decirles que busquen apoyo, que busquen referentes buenos, personas que les guste como dan respuesta a los problemas. Ya desde muy pequeños sabemos lo que es sano y construye vida de lo que la destruye.

Y también que en algún momento no van a poder seguir echando la culpa de lo que les pasa a sus padres, y tendrán que resolver ellos y cortar la cadena de soledad cuando les toque, ahora ya ! por ejemplo siendo buenos amigos de sus amigos que es la familia elegida.
Que se permitan disfrutar y darse tiempo a crecer bien

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email