Permisos Vitales - Coachdefamilia.com
permisosvitales

Permisos Vitales

¿Qué siento cuando te miro? Sentimos emociones, nos vamos a los pensamientos. Nos instalamos en etiquetas … este niño es vago, consentido, rebelde, arisco o no tiene futuro como siga así. mi marido bla bla, mi mujer bla bla…, Pedir pedir sólo saben pedir, y son insaciables, ¿que puedo hacer yo?

Es una buena pregunta para un padre y una madre, para todos.

 

Pensando en las fiestas que se avecinan, exceso de convivencia, regalos, salidas, compromisos ¿Qué hace la diferencia en la relación con mi familia? ¿qué quiero hacer yo de diferente?

 

Cuantas veces estamos atrapados en juicios, tantas veces incluso acertados sobre los demás o nosotros mismos.

La Navidad puede ser una buena oportunidad para renovar la mirada igual que las largas noches irán dando paso a los largos días.

Los juicios y las etiquetas son como un impermeable que nos ponemos y no deja entrar nuevas emociones. Hacen que esa etiqueta pase de una opinión eventual hasta hacerla un juicio de por vida y a veces profecía de autocumplimiento.

 

Ya, ya si yo la teoría me la se, pensamiento positivo, enfocarme en lo bueno, poner límites, bla bla bla…

¡pero es que quien vive y convive todo los días con esa actitud de ellos soy yo!!!

 

Te propongo una idea, hagamos algo distinto, en un periodo de tiempo razonable, llenos de voluntad para hacerlo. Regalar una mirada nueva, durante 10 minutos. Dedicar nuestra presencia y nuestra compañía a nuestros hijos, nuestra pareja, nuestros seres queridos. Solo 10 minutos de estar presente para quien hayas elegido crear un vínculo más especial. Sin etiquetas que impermeabilicen la sensación de estar contigo aqui y ahora. 10 minutos sólo para ti y esa persona o personita

 

Quitarnos ese impermeable por un rato, y  cuando llegue el juicio, decirle: Hola pensamiento,  estoy ocupad@, quiero darle toda mi atención y presencia a esta persona ¿puedes quedarte en el impermeable sólo por diez minutos? y volver a enfocarnos en regalar nuestro ser disponible al otro por completo. Con conseguir un minuto de esos diez de cercanía es suficiente. La empatía es una experiencia y no es fácil de contar, ¡Hay que vivirla!

 

Darnos permiso para sentir, para estar cerca, para acompasar mi respiración a la suya. Darnos permiso a crecer más allá de las etiquetas, para crear algo nuevo. Darnos permiso para estar bien, para sentirnos bien más allá de los ingredientes que la vida nos da.

 

Estar bien es una opción, Todos tenemos taras, todos tenemos fortalezas. Que yo me sienta bien o mal, mas o menos que otro, es una elección basada en etiquetas de nuestro impermeable. Somos mucho más que eso. A estar bien se aprende, y se transmite a los demás.

Eres mucho más que eso.

 

Un gran regalo, muy deseado es el de la conexión. Es una de las fuentes de la alegría de vivir. Mira la profundidad y la calidad de tus relaciones, mira tus momentos de intimidad y conexión, y tendrás una idea de tu grado de felicidad. ¿Valoras tener a tus amigos mucho? Serán buenas conexiones. ¿Te dan alegría tus hijos o tu familia? Los sientes muy cerca entonces. Es lo que sentimos muy dentro lo que nos da alegría. Y eso se construye. ¡Celébralo!

 

Te deseo unas felices Navidades, y te invito a la conferencia que daré el próximo miércoles sobre Permisos Vitales y como construir la alegría de vivir. Estará basada en Análisis transaccional y empatía.

Aunque es de Coaching de Familia, el tema está abierto para todos los que deseen regalarse una nueva forma de mirar, ¡no solo a padres o profesores!

 

Será el miércoles 15 de Diciembre a las 19:30 en la Calle López de Hoyos 158, 1º. La entrada es gratuita y hay que confirmar plaza ya que el aforo es de 18 personas.

 

¡Gracias por tu tiempo!

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email