La primera regla - Coachdefamilia.com
995415_192226284271595_942664925_n

La primera regla

Hay conversaciones conversaciones que se recuerdan y escriben la historia de cada familia.

La primera regla

Que nuestra niña, nuestra preciosa niña deje de serlo para aparecer un pivonazo, que ya es mirada de otra manera, es todo un cambio.

Recuerdo una conversación preciosa, me decía mi hija: – mamá tengo un compañero de clase que no hace mas que decirme que soy guapa y no se que pasa, está muuuy pesado.
Y yo me sonreí y le dije: -Hija, guapa eras, eres y serás, lo que te pasa es que te estás es poniendo cañón.
Y abrimos todo un tema para hablar madre hija, precioso.
De lo bueno que es ser mujer, de que no somos solo un cerebro con patas, que somos mamíferos, hablar de lactancia, de partos, de sexo, de emociones, de dolores si o dolores no.

Transmitir que crecer es bueno. ¿lo hacemos? ¿ser mujer es bueno?
Las madres nos tenemos que revisar eso y encontrar lo bueno que es ser mujer para transmitirlo a las hijas.

Hay mucha literatura unos libros clásicos para para hablar de estos temas cuando tienen 7 -12 años que son ¿de donde venimos? ¿y qué me está pasando? de Peter Mayle y Arthur Robins.

Pero la llegada de la primera regla es un temazo no solo de mujeres,

¿qué le pasa a papá?
Es una ocasión fabulosa para conectar con tu hija. Que puede sentir un poco de miedo, de que papa pierde a su niña, que ahora a lo mejor la va a querer menos o sencillamente distinto.
Para hablar de cuanto nos queremos, mas allá de la etapa de la vida en que estemos.
Podemos reconocernos sentidos ante nuestra niña de que algo se pierde, y que empieza algo nuevo y que vamos a estar ahí con ella, y es curioso pero cuanto cariño devuelven las niñas a sus papis al compartir miedos, y sentimientos.
Hay dos etapas claves donde nos diferenciamos de nuestros padres y hermanos, los dos años y la adolescencia.

Y ¿que pasa con los hermanos y hermanas?
Enterarse de que tu hermana mayor le ha venido la regla, puede ser un pequeño shock, ¿qué le pasa qué…?
¿qué sangra por donde?
¿eso me va a pasar a mi?

Recuerdo la respuesta de mi hijo pequeño…
Esto se lo tengo que contar a mi amiga Olivia del cole…. pero ya.

Y si es una conversación importante merece la pena prepararla, que luego en las reuniones familiares da mucho juego, el recuerdas la cara de…. y eso es lo que yo llamo crear patrimonio emocional en una familia.
Y si no te sale esta conversación siempre puedes tener una sesión de coaching conmigo para prepararla y crear un recuerdo bueno para toda la vida.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email