La alegría de crecer - Coachdefamilia.com
64372B

La alegría de crecer

Mi hijo de 5 años me dice que quiere ser niño siempre, mi hija de 10 que no quiere hacerse mayor. Me lo puedo tomar como que realmente tienen una buena infancia, y de paso me halago, o me lo puedo tomar como una ocasión de reflexionar sobre que significa crecer y que he transmitido yo como crecer hasta adulto.

A mi me parece que Crecer es evolucionar, es encontrar sentido al cambio, envejecer es ineludible, crecer es una opción, es tomar una postura personal ante lo que la vida me va trayendo.

Pero ¿Duele crecer? ¿Duele vivir? ¿Tiene sentido crecer, saber más?¿puedo transmitir eso a otros?

Vengo de 4 días de formación en logoterapia, vengo llena de vida, de reflexiones profundas compartidas, matizadas, enriquecidas, discutidas, integradas. Vengo crecida, me siento más completa. Es la alegría de formarme para cuidar mis ganas de bien-crecer.

No tengo respuestas únicas, no lo pretendo siquiera. Se lo que siento cuando me formo, cuando me instruyo, cuando comparto y hago mío lo escuchado.

Siento una enorme satisfacción ante mi curiosidad, una sensación de llenarme con esencia que me conmueve y me transforma.

Se que me maravillo de la belleza de lo contado, de lo descubierto, de lo investigado.

Que me asombro con las sutilezas de los ponentes y los compañeros, con los matices desgranados de lo complejo hasta lo asumible.

Siento como si mis células cantaran, cuando ese conocimiento, sabiduría, vivencia o intuición se transforma desde palabras y expresiones hasta ser alimento repartido por mi cuerpo.

Me maravillo cuando siento que me completo, me transformo al integrar lo escuchado y me vivo como más sabia, más experta, más humana.

Es la contemplación de la belleza que me conmueve y me mueve a compartirla y disfrutarla. Es como una locura inteligente que tira de mi y me entusiasma de ganas de salir a  mostrarla. Es ganas de ser entendida ante la belleza en si misma bella.

 

Cuando aparece algo valioso ante ti, se despiertan nuevos resortes, nuevas formas de comprender, de hacer mío lo que ya está irreversiblemente unido a mi, de forma que dejé de ser yo para ser aún más yo. Gracias a ese tu que comunica, siembra, reparte, hace, enseña, vivencia, espera y contempla.

Crecer es más que saber más, igual que pensar es más que tener pensamientos.

Crecer con alegría, y la alegría de crecer, con la pregunta de ¿qué vendrá? ¿qué me espera?¿qué es lo que no se aún? ¿qué me espera por vivir? ¿qué haré con ello?.

Crecer es soltar el miedo al otro, empezando por el miedo al otro que yo mismo seré. Es salir de tu yo, creado, pensado y confirmado y dejarte atravesar por el encuentro de algo nuevo y desconocido que te transforma.

Crecer es completarse, conocerse, limitarse y transcender esos límites. Crecer es aceptarse, es reírse, es sorprenderse.

Y al mismo tiempo Crecer tiene sentido, encontrarlo es ese misterio permanente. Nace también y no sólo del encuentro con el otro que te transformó. El sentido de crecer te atraviesa para llegar a más allá de ti, al otro. Para dejar tu yo en el tu del otro y convertirlo en un nosotros.

Soy algo más que lo que hay entre mi piel y mis entrañas. Soy mi límite y tu encuentro. Soy en yo soy aquí y ahora, soy en yo siendo.

La Alegría de crecer es crecer contigo, y ser aún más, siendo nosotros. *

Espero que esta píldora más personal, la hayas disfrutado. La próxima píldora será más práctica, irá de límites y de autoridad. Del límite como punto de encuentro entre un yo y un tu.

* Mi agradecimiento a la Asociación Española de Logoterapia y especialmente a D.Gerónimo Acevedo, presidente del Instituto argentino Viktor Frankl por su transmisión de conocimiento y sentido.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email