995415_192226284271595_942664925_n¿No tienes dudas de si te estás cuidando o te estás volviendo egoísta? 

¿Cómo se trabaja con el amor propio y el autocuidado con nosotr@s mism@s o con nuestros hij@s ?

Cuando rompemos la tendencia a complacer los demás que están acostumbrados a nuestra buena disposición se sorprenden y hasta te acusan de “egoísta” o “¿dónde está la persona buena que eras?”

Y esa vulnerabilidad interior entre ser buena o pasarse de buena y cruzar la raya de tonta es muy difícil. NO queremos volvernos duras y no queremos ser “felpudo”de nadie.

Una pista que te animo a practicar es no ofrecer tu ayuda sin más. Educa a tu familia a aprender a pedir y así aprendemos la diferencia enorme entre rescatar y ayudar de verdad.

Cuando rescatamos a los demás con ayuda no pedida, criamos pequeños tiranos, acostumbrados a ser servidos y lo peor es que al rescatar el mensaje oculto no es la ayuda ni la bondad, sino que el otro lo interpreta a nivel profundo como desconfianza hacia sus propios recursos o como privilegio adquirido.

Distinguir el regalo de la contribución, como lo que es: un REGALO no una OBLIGACIÓN.

Author: Rocío Gómez Sanabria

Deja un comentario